lunes, 23 de noviembre de 2015

Demasiado tarde

Crónicas mosconas 7
Demasiado tarde
Gustavo Adolfo Fernández

Hace tiempo, Porfirio Guzmán donó al Museo Etnográfico su silla de barbero, navajas, máquinas de cortar el pelo y otros muchos utensilios. Cada vez que lo veía por la calle o en los partidos de fútbol, le decía que teníamos que ir a ver la barbería que montamos en el Museo con sus piezas y otras cedidas por Antonio Pavón. Pero pasaron los días, semanas, meses… y siempre surgían otras cosas que hacer. En la Casa de Cultura comenzamos a preparar una exposición sobre las barberías históricas del concejo; así que le dije a Porfirio que tenía que grabarlo un día para que me contara sus recuerdos y vivencias como peluquero. El 15 de octubre me invitaron a dar una charla en la residencia de mayores donde estaba Porfirio y aproveché para llevar la grabadora, pero no acudió. Pensé que lo vería al día siguiente que también visitaban en grupo el Museo, pero él tampoco fue y al preguntar me dijeron que no se encontraba bien. Ahora ya es tarde, demasiado tarde, Porfirio falleció el pasado viernes 13 de noviembre a la edad, que nunca aparentó, de 86 años. Sus navajas y herramientas, junto a otras muchas piezas donadas por otras muchas gentes, conforman la colección del Museo, la memoria de Grado

(Publicado en La Nueva España el 18-11-2015)

Porfirio magistralmente retratado por Eduardo Blanco

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada